Fundación “Familia” abordó comunidades de la parroquia Altagracia

La Fundación Municipal, “Familia”, brazo social de la Alcaldía del Municipio Sucre, concurrió a una asamblea del Club de Abuelos de “El Brasil”, para darle atención social y médica integral a más de 100 abuelitos que hacen vida en las instalaciones.

Fermari Ortega, presidenta del ente social, recorrió las instalaciones del Club, e interactuó con su directiva, donde se comprometió en terminar de construir las instalaciones y además en medio de la distracción y el entretenimiento se procedió a elegir a la Madrina del Club.

Foto/ Railuis Marchan-Alberto González

“Estos clubes incentivan la comunicación de los abuelos con toda la comunidad, los interrelaciona, y eso nos da mucha felicidad, antes los adultos mayores eran relegados, no se tomaban en cuenta. Ahora por el contrario se sienten importantes, desarrollan actividades que les hacen felices y las comparten en grupo”, señaló Ortega.

 

Concluyó, la alta funcionaria municipal que “Los adultos mayores tienen hoy día en revolución, oportunidades de sano esparcimiento, orientado a mejorar su calidad de vida”.

Posteriormente, la Presidenta de La Fundación Familia, entregó material deportivo (balones de volibol, básquet y futbolito) al Director del INCES Industrial del Bolivariano, Adolfo Gil, de manera conjunta con INADEMUS, para el desarrollo de estas disciplinas deportivas a todos los cursantes. Además, asistió al Taller de costura y panadería que se está realizando en ese instituto.

Foto/ Railuis Marchan-Alberto González

Seguidamente, asistió junto a todo su equipo de trabajo a atender un caso precario de atención a una humilde familia de la comunidad Brasil; sector I, vereda 37 de esta ciudad, donde se comprometió a solucionar de manera inmediata la situación planteada.

Finalmente, recorrió las instalaciones del Centro de Diagnóstico Integral (CDI) del Brasil I, donde pudo constatar las necesidades esbozadas por el equipo médico y personal administrativo, obrero y pacientes, que día a día asisten al recinto médico.

Texto/ Jorge E. Serra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *